La alineación y el control del movimiento de la Escápula

la-alineacion-y-el-control-del-movimiento-de-la-escapula

El movimiento de la escápula sobre el tórax es fundamental para un correcto movimiento del miembro superior y para la artrocinemática del hombro.

Las alteraciones en la precisión del movimiento favorecen el desarrollo de movimientos compensatorios en direcciones específicas, que pueden clasificarse como disfunciones del movimiento. Las causas pueden ser alteraciones en la longitud, fuerza, rigidez de los músculos y su patrón de reclutamiento provocados por movimientos repetidos y posturas incorrectas mantenidas.

65ecaf_e0ec387884c24d8682791b98bc235948-7291570

Fig. 1: Algunos de los principales planos y movimientos de la escápula sobre el tórax

fuente: Newmann, Kinesiología del sistema musculoesquelético

Las observaciones clínicas y los estudios científicos en rehabilitación sugieren que parte de los problemas que afectan al hombro tienen su origen en disfunciones en la coordinación de la activación muscular y en el control del movimiento de la escápula.

Al no tener puntos de unión ósea con el tórax, en reposo la posición de la escápula está determinada por la rigidez relativa de los músculos, así como por la posición de la clavícula. Ludewig demostró que los sujetos con síndrome de pinzamiento tienen una alineación diferente de la escápula cuando están de pie, en comparación con un grupo de sujetos asintomáticos (fig. 2)

65ecaf_eab1f62971524abbabf3976cf80865ac-3328799

Fig. 2: posición de la escápula en reposo en posición erguida en sujetos con pinzamiento y asintomáticos

fuente: Ludewig, PM, Cook, TM, 2000

Del mismo modo, si consideramos el movimiento de flexión del miembro superior, para una correcta artrocinemática de una inclinación posterior (McClure et al., 2001; Ludewig et al., 1996); simultáneamente la clavícula se eleva y se retrae (Mc-Clure et al., 2001; Ludewig et al., 2004). No es necesaria la abducción ni la aducción de la escápula.

Al producir la rotación craneal, el gran dentado coopera con el trapecio creando así un par de fuerzas que tienen como centro de rotación el tercio medial de la espina de la escápula (fig. 3).

65ecaf_8c88feed13694a48804a639b945f277e-4284806
Fig. 3: Pares de fuerzas musculares para la rotación craneal de la escápula durante la abducción del hombro

fuente: Newmann, Kinesiología del sistema musculoesquelético

Si durante la flexión o abducción del brazo, la escápula gira cranealmente solo 45° en lugar de los 60° ideales, existe un conflicto de los músculos que involucran el manguito rotador. En un estudio reciente realizado en Japón, se encontró una disminución de la actividad electromiográfica del gran dentado, el principal rotador craneal de la escápula, en lanzadores con inestabilidad glenohumeral, en albañiles que sufrían pinzamiento subacromial y en nadadores con dolor en el hombro. No solo el movimiento insuficiente de la escápula puede causar disfunción, sino también su contribución excesiva:

Mediante la observación de la alineación y la realización de pruebas específicas, el fisioterapeuta es capaz de determinar el movimiento disfuncional y la causa que lo provoca.

Por ejemplo, se observa una escápula deprimida en una persona en posición erguida, si esta se coloca más caudal que la alineación ideal (ángulo superior a la altura de la espinosa de T2 y ángulo inferior a la altura de T7).

Esto provocará una alteración del ritmo escapulohumeral, así como una tracción excesiva de los músculos escápulo-cervicales, muchas veces fuente de cefaleas cervicogénicas o limitaciones del rango articular del cuello.

La corrección de la depresión de la escápula en reposo o durante el movimiento reduce o elimina los síntomas del paciente.

65ecaf_33cd6853c178493abd8f28cd75f1bbb2-5078242

Fig. 4: depresión de la escápula bilateral fuente: Sahrmann

El tratamiento consistirá en corregir posturas incorrectas prolongadas y administrar al paciente ejercicios lo más funcionales posibles, que permitan restablecer el correcto movimiento fisiológico.

Los ejercicios suelen ser muy simples y fáciles de entender, pero su repetición diaria puede cambiar los patrones de reclutamiento, fuerza y ​​longitud de los músculos. Además, es fundamental corregir las actividades laborales y recreativas de los pacientes para que se refuerce el patrón de movimiento correcto, con el fin de prevenir un trauma mayor.

Las personas con omóplatos deprimidos que muestran un desempeño deficiente del trapecio superior deben aprender a levantar los hombros durante la elevación del brazo; luego, gradualmente, aumentarán la resistencia al movimiento para mejorar la fuerza de los músculos elevadores de la escápula de acuerdo con la carga a la que están sometidos por las actividades diarias.

Te INTERESA...  4 Razones para estar en forma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!